Bizcocho con cheesecake de arándanos

Hay algo en la primavera. En esa luz que el día nos regala de más que consigue hacerme creer en la magia. Sí, la magia de la naturaleza. Como si los sueños pudieran materializarse. Sin duda la luz, la promesa del calor estimula el ánimo y te das cuenta de hasta qué punto esa sonrisa, esa actitud te descubre una nueva realidad a tu alrededor y que lo que te parecía tan lejos ya no te lo parece tanto. Sueños de mesas que se prolongan hasta el atardecer. Risas. La sal en tu piel. El olor que deja el sol en la ropa. Flores saludando tu paso. Siempre fui una mujer de entre tiempos. No es casualidad que mi proyecto personal lleve la preposición Entre. Y es que soy más de primavera que de verano, más de Otoño que de Invierno, más de gris que de blanco y negro. Mi postura ante el mundo nunca ha sido de extremos. Es una postura incómoda porque el mundo espera que te posiciones. Pero a mi me gusta mirar al mundo desde todos sus ángulos y abrazarlos. Así, miro desde el cristal de la galería esta primavera aún tímida como una promesa, le sonrío descalza, aún con la bata que me resisto a quitar. Este cheesecake de arándanos es una oda a esta promesa.

La receta es de Linda Lomelino y su libro Repostería, estilismo y fotografía. Sólo por el título podéis entender por qué soy una fiel seguidora de Linda. Y es que sus recetas funcionan! Pero además están envueltas de una luz con la que me siento muy identificada y que consigue captar a través de su cámara.

Escandinavia es uno de mis destinos preferidos, un lugar donde me reencuentro. Donde mi ser más interior simplemente se encuentra. Y Linda es una fiel representante de esta mirada al mundo con la que tanto me identifico. ¿Qué mejor manera de celebrar la primavera que con este cake?

Dificultad

Media

Utensilios

3 moldes de 15 cm de diámetro

Rejilla para enfriar

Film

Spray para desmoldar (optativo)

Amasadora con pala y varillas

Boles

Báscula

Bandeja de hornear

Espátulas

Robot para triturar los arándanos

Organización tiempos:

Este cake está compuesto de tres partes: tres capas de bizcocho, dos capas de cheesecake y la cobertura.

El cheesecake se tiene que congelar al menos el día antes (se puede preparar el día anterior o incluso antes).

Seguimos con el bizcocho. Lo podemos hacer el mismo día o se puede preparar con antelación y congelar.

El siguiente paso es montar el cake. Intercalamos las capas de bizcocho (puede estar fresco o congelado) y el cheesecake congelado. Lo dejamos en la nevera al menos una hora para que el cheesecake se descongele.

Por último hacemos la cobertura, cubrimos y decoramos como nos guste. Para cubrir lo haremos en varias veces, dejando en la nevera entre cada vez al menos 20 minutos para cubrir bien.

Una vez lo tenemos, guardamos en nevera.

Ingredientes para el cheesecake de arándanos

Para dos cakes de 15 cm

600g de queso crema de calidad a temperatura ambiente

160g de azúcar en polvo

La ralladura de un limón

1 cucharada sopera de limón

2 huevos a temperatura ambiente

100ml de nata espesa

75g de arándanos

1 cucharada sopera de harina

Elaboración del cheesecake de arándanos

Precalentamos el horno a 160º

Trituramos los arándanos. Tamizamos la harina.

En la amasadora y con las varillas, batimos el queso crema, el azúcar junto a la ralladura de limón y el zumo hasta conseguir una preparación cremosa. Unos 5-10 minutos. Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos un minuto más.

Añadimos la nata e incorporamos los arándanos triturados.

Añadimos la harina y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.

Vertemos en dos moldes de 15 cm

Cubrimos bien la base de los moldes por fuera con cuidado con papel de aluminio para que no entre agua, ya que los hornearemos al baño María.

Hervimos en un bol agua y la vertemos en una bandeja de hornear honda. Colocamos nuestros cheesecakes dentro y dejamos hornear unos 50-60 minutos. El borde del cheesecake tiene que estar firme pero el centro tiene que moverse un poco.

Apagamos el horno y lo dejamos en el interior una hora más.

Dejamos enfriar completamente.

Colocamos los moldes en el congelador al menos 4 horas

Ingredientes para el bizcocho (3 cakes de 15 cm)

3 huevos

140g de azúcar en polvo

1 cucharadita pequeña extracto de vainilla líquido

75ml de leche

30g de mantequilla

120g de harina floja

1 cucharadita de levadura en polvo

1 pizca de sal

Elaboración bizcocho

Precalentamos el horno a 175º

Untamos con mantequilla pomada o spray desmoldable tres moldes de 15 cm de diámetro.

Batimos con las varillas los huevos con el azúcar y la vainilla unos 5-7 minutos, hasta blanquearlos.

Calentamos en un bol la leche junto a la mantequilla, hasta que ésta se funda. La incorporamos a la mezcla de huevos en forma de hilo.

Mezclamos los secos en un bol: la harina, la levadura y la sal. Tamizamos y añadimos la mezcla en tres veces a la mezcla de líquidos.

Repartimos en los tres moldes de forma equitativa (os aconsejo pesarlo) y horneamos 25-30 minutos o hasta que el centro del cake salga limpio al pincharlo con un palillo. Degamos enfríar dentro de los moldes unos 15 minutos y desmoldamos sobre una rejilla. Dejamos enfríar completamente.

Ingredientes para la cobertura de mascarpone

125g de mascarpone

45g de azúcar glas

La ralladura de medio limón

150ml de nata para montar

Colorante en pasta lila

Batimos el mascarpone con el azúcar glas. Añadimos la nata y un poco de colorante. Mezclamos hasta que espese. No nos tenemos que sobrepasar. Si nos sobrepasamos, añadimos un poco de nata y mezclamos sin batir.

Montaje

Ponemos como base una capa de bizcocho y seguimos con una de cheseecake. Vamos intercalando. Nos aseguramos de que esté bien recto y dejamos en la nevera para que el cheesecake se descongele un poco. Cubrimos con la cobertura de mascarpone por tiempos. Hacemos una primera pasada y dejamos un rato en la nevera. Seguimos hasta conseguir el efecto deseado.

Para decorar

Flores, moras y arándanos frescos

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

¡Hola! Soy Sonia Layola, pastelera artesana y fotógrafa culinaria. Bienvenido al rincón desde el que comparto todo lo que sucede en mi día a día, entre harinas y luces.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM
@entreharinas

Menu