Ha caído un trozo a pesar de mis promesas. Delante del teclado descansa la taza de te y en el plato aún se ven las migas del pecado. Fuera hace frío, la tele suena y la lista de cosas por hacer es infinita. A pesar del frío voy enfundada con un vestido fino. Sé que…

2 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

Miro los techos, miro hacía arriba. La luz parece purpurina al atravesar los viejos cristales de las puertas y el arco que los enmarca forma ya parte de mi retina. Miro a los techos miro hacía arriba. Mis pies aún tocan irremediablemente al suelo. Ese que han pisado generaciones enteras. El suelo es mi experiencia,…

4 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

  • Me encantan!!!!! Son de mis favoritos, cuando un postre más elaborado no me llama, te han quedado unas fotografías preciosas!!

    Abrazo y buena vibra.ResponderCancelar

  • gracias preciosa. Un beso enorme!ResponderCancelar

  • Me siento muy identificada con tus palabras… Tengo una edad en la que tal vez haya tenido que arriesgarme, pero sé que lo haré en el momento indicado, cuando realmente me diga a mi misma, que es mi momento. Me tranquiliza saber que no voy tan lenta en la vida, y que hay mas gente como yo, que decide hacer algo con absoluta certeza. Soy de las que muchas veces necesita el empujón, pero a veces creo que me tiran a un abismo, y eso me hace agarrarme con mas fuerzas a mis ideas.
    Asique brindo contigo con este gran postre, que espero poder hacerlo en breve… Un gran abrazo, y que sepas que tu blog es de mis favoritos… ��ResponderCancelar

  • Yo también me alegro mucho de no saber que estoy sola Roxana. Creo que somos muchos en realidad pero que nos dejamos demasiado a menudo presionar por la corriente externa. Pero el fuego lento siempre ha sido bueno 😉 Gracias por tus palabras bonita, para mí es muy importante saber que mi voz os llega 🙂 Un beso enormeResponderCancelar

La mirada cambia. La mirada nos acompaña en nuestro viaje personal. Se transforma, se expande, se detiene en los detalles. A veces esa mirada se contenta con el plano general. Es la mirada del que prefiere o decide no viajar. Viajar desde dentro hacia fuera. Es la mirada  del que sigue viendo en una puerta…

6 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

En mi casa los fines de semana el horno hace horas extras. Es el único momento en qué realmente dispongo de tiempo para desconectar y dedicarme a ello. En gran parte lo hago para compartir con vosotros estos momentos. Pero si preguntáis a mi sufrida familia qué pastel le gusta más, seguramente os responderán que…

4 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

El silencio de la casa, la oscuridad que la envuelve, el frío bajo sus pies al levantarse. Pereza. El despertador no tiene clemencia y Ana se deja caer. Es un costumbre que ha adoptado con el paso de los años. Dejarse caer desde el borde la cama. Al caer arrastra las sábanas y él emite…

6 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

¡Hola! Soy Sonia Layola, pastelera artesana y fotógrafa culinaria. Bienvenido al rincón desde el que comparto todo lo que sucede en mi día a día, entre harinas y luces.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM
@entreharinas

Menu