Cheesecake de coco o cómo morir de placer

Hoy no habrá relato. No, no lo hay. Bueno, a menos que consideres que mi vida y la tuya lo son. Y en cierta manera es así porque todos actuamos un poco marcados por las etiquetas que nos colgamos o nos cuelgan. Concretamente una mezcla de las dos cosas. Y salir de ahí y encaminarnos…

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

Crème diplomate

Nos pasamos la vida buscando un equilibrio que no existe. Como si en el desierto no hubiera dunas. Como si el mar no tuviera olas y el cielo agujeros negros. La tecnología actual y especialmente las redes sociales nos hacen soñar en casas ordenadas, madres sin ojeras sonrientes, emprendedoras éxitosas. Cumplen, llenan nuestra necesitad de…

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

Magdalenas de chocolate rellenas de chocolate y caramelo

1980. San Valentín. La niña que hay en mí, y que aún puedo sentir como si fuera entonces, observa la figura regordeta de un ángel. Es rubio. El pelo rizado. Lleva un arco con flechas y un corazón en la mano. Lo toca con la punta del dedo con cierta aprensión y se observa en…

2 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

  • Qué ganas de hacerlas!! A ver si este finde me pongo a ello!! Besos y gracias por compartir 😉ResponderCancelar

    • SoniaLayola1

      Muchas gracias Rocío! Eres un amor! Ya me dirás si te gustaron. Un beso y feliz fin de semana!ResponderCancelar

Cake vegano de chocolate y chantilly de crema de castañas

Ella. Ella se buscaba. En los espejos en que se cruzaba. En la mirada de los otros. En sus gestos. Ella. Ella buscaba su reflejo sin darse de cuenta de que era más que una imagen mal dibujada. Los años, la familia, el trabajo. Frente al espejo del minúsculo lavabo, mientras se recogía sin prisa…

2 comentarios
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

  • Esther

    Solo te robo un minuto para agradecerte que sigas pensando en nosotros y nos agasajes con esta maravilla. Aquí nos tendrás para seguir disfrutando con tus exquisiteces. Un besito y GRACIASResponderCancelar

    • SoniaLayola1

      No me robas ningún minuto, me lo regalas. Estos son los minutos que realmente merecen la pena 🙂 Mil gracias de veras por tu comentario. ES muy muy importante para mí. Un beso enorme bonita!ResponderCancelar

Tronco de chocolate negro y frambuesa

Lucía lo tiene comprobado. Entre Navidad y fin de año los días pasan más lento. El aire tiene otra textura. Es cuando realmente puede disfrutar de un merecido descanso tras un año intenso. Mucho por pensar. Mucho por decidir. Mucho por mover. Lo hace de pie, café en mano. El gesto acostumbrado a ese momento….

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

¡Hola! Soy Sonia Layola, pastelera artesana y fotógrafa culinaria. Bienvenido al rincón desde el que comparto todo lo que sucede en mi día a día, entre harinas y luces.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM
@entreharinas

Menu