Copas de mousse de cava y frambuesa para que tu Navidad brinde mejor

Mariposas en el estomágo. Brillo en los ojos. Pies inquietos. Alegría subita. Nervios. María baja, sube las escaleras. Las luces parpadean en la oscuridad. El silencio de la casa hace más audible los ruídos de la noche. El corazón bate con fuerza. Es Navidad. Mañana ayudará con la mesa. Pondrá la música y antederá a su familía a medida que llegue. Besos, muchos besos. Felicidad. Copas. Búrbujas. Espuma, como la mousse.

María sonríe. Los días previos vibran aún en su aún corta memoría. La carta, el mercado, los nervios que envuelven la casa. Un aurea mágica que envuelve su hogar de dorado y plateado como las decoraciones del árbol. Hoy ayudará con la mesa. Los cubiertos en su lado correcto. Las servilletas sobre los platos desafiando formas. Nada queda al azar a pesar de su corta edad. María quiere que el día sea perfecto.

Como María mis recuerdos de Navidad me hacen aún sonreír. Era una época mágica. Única y la vivía con una intensidad que dificilmente he podido revivir. Como María yo era la encargada de poner la mesa. De vestirla. No soportaba ver un cubierto mal colocado. Sigo sin soportarlo.

Veo a mi hija y me reflejo en el brillo de sus ojos. Parece que con ella sí, que ella sí siente el parpadeo de las luces como yo. Ese parpadeo que hoy quiero compartir con vosotros y estas copas de mousse de frambuesa y cava y crema de te. Un capricho que vestirá vuestras mesas de forma única y que podéis adaptar en el formato que queráis y más os apetezca. La primera de las recetas que pienso daros para estas fiestas.

Las mousses las tendremos que preparar de una en una. Colocar en el vaso o el recipiente que eligamos y dejar cuajar un poco en la nevera antes de colocar la siguiente. Puede parecer complicado pero ya veréis que sólo es cuestión de organización. Ya veréis que la receta no es nada díficil y el resultado es fantástico. Da para unos 6-8 vasitos o copas.

Ingredientes para la mousse de frambuesa:

100g de nata semimontada

60 g de clara de huevo

75 g de azúcar

30 g de pulpa de frambuesa (también pueden ser frambuesas frescas, trituradas y coladas o sustituir por mango u otra fruta)

3g de hojas de gelatina

Colorante rojo (optativo)

Montamos en la amasadora con varillas las claras con el azúcar hasta obtener un merengue. Aparte semimontamos la nata. Calentamos la pulpa a 28º y le añadimos la gelatina que previamente habremos hidratado en agua bien fría y deshecho en el microondas. Añadimos un poco de colorante rojo e incorporamos el merengue y la nata con cuidado y en varias veces. Mezclando de forma envolvente.

Colocamos en nuestro recipiente con la ayuda de una manga pastelera y dejamos cuajar un poco en nevera. Si el vaso  o copa se ensucia al verter la mousse lo limpiamos con cuidado con un papel de cocina.

Ingredientes para la mousse de cava 

Ya os aviso que os sobrará pero es muy díficil montar claras con menos cantidad. O sea que disfrutad del cava.

300g de nata semimontada

35g de clara de huevo

70g de azúcar

250g de cava

4 g de gelatina en hojas

Montar las claras con el azúcar hasta conseguir un merengue. Calentar el cava a 26º y mezclar con la gelatina que previamente habremos hidratado en agua bien fría y deshecho en el microondas. Mezclamos con la nata y el merengue en varias veces con cuidado de forma envolvente.

Vertemos en las copas o vasos con la ayuda de una manga pastelera y dejamos cuajar.

Ingredientes para la crema de te

250g de nata de cocina

7g gramos de te (en mi caso con frambuesas)

2 g de pectina (en tiendas especializadas, también con gelatina aunque no queda exactamente igual)

60g de yemas de huevo

30 g de azúcar

Infusionamos al fuego la nata con el te. Dejamos enfriar cubierto con un film. Colamos y dejamos bajar la temperatura hasta 40º. Pesamos de nuevo para asegurarnos que tenemos 250g, sino añadimos más. Añadimos la pectina bien mezclada con el azúcar. La nata tiene que estar a 40º para que la pectina reaccione correctamente.

Volvemos a poner al fuego y dejamos que alcance los 85º. Vertemos sobre las yemas que habremos previamente puesto en un bol. Mezclamos con varillas y trituramos con la thermomix a velocidad 3 o con un turmix. Dejamos enfríar un poco, y con la ayuda de una manga pastelera, acabamos de llenar nuestros vasos o copas.

Y ahora dime, ¿quieres que siga vistiendo tu mesa de Navidad? Espero que la respuesta sea sí porque ya estoy con la próxima receta. Nos vemos pronto!

 

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

¡Hola! Soy Sonia Layola, pastelera artesana y fotógrafa culinaria. Bienvenido al rincón desde el que comparto todo lo que sucede en mi día a día, entre harinas y luces.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM
@entreharinas

Menu