Cake de chocolate y plátano

La casa se transformó en un bálsamo para mis sentidos, para mis emociones cuando el ároma del chocolate salíendo del horno empezó a llenar el espacio de la casa. Primero la cocina, después el salón, finalmente la galería, donde trabajo.

Era Lunes. No es precisamente mi día favorito. Intento verlo como una oportunidad para empezar, pero para que engañarnos, no todas las rutinas son del mismo agrado. La mañana empezó temprano, como siempre. En esta ocasión el horno me acompañó con este cake de chocolate que había reposado en la nevera toda la noche. Un simple cake. O quizá no un simple cake.

Mis manos tecleaban el teclado. Inténtado encontrar un logro, un momento que me dijera que ese Lunes iba a ser diferente.  Una puerta abierta a una semana única, especial. El ároma del cake tuvo un efecto terapéutico en mí. Calmó mis sentidos. Su sabor fue un bálsamo.

La receta es de un libro que os quiero recomendar en IG: La enciclopedia del chocolate. Me  lo recomendó mi amiga Ester Roelas y que no entiendo cómo aún no había descubierto. Creo que ha sido una de las mejores compras que he hecho en mucho tiempo y además estoy disfrutando como una niña. Y los que me rodean también. Ya llevo tres recetas hechas y a cuál mejor. No en vano, su autor es Frédéric Bau, chocolatero de la escuela Valrhona.

Los cakes los encuentro ideales para compartir. Tanto para desayunos como para meriendas. Son fáciles de cortar, esponjosos, húmedos. Invitan a la conversación y no tienen nada que envidiar a una tarta.

¿Quieres la receta?

Un consejo antes. Si lo haces el día anterior y lo dejas reposar sin hornear en la nevera toda la noche va a crecer de forma espectacular y bonita.

Tiempo de elaboración:

Preparación: 20 minutos

Cocción: 50 minutos

Refrigeración: 1 noche

Utensilios:

Un molde rectangular de 20cm

Termométro

Espátulas, boles, bandeja y papel de hornear

Una rejilla para enfríar

Picadora o robot de cocina

Amasadora con pala

Ingredientes para un cake de unos 20 cm:

60g de pasas sultanas

5cl de ron

Agua

80g de chocolate negro al 60% de cacao (yo utilicé al 70%)

100g de mantequilla

40g de azúcar blanco

20g de azúcar mascabado

1 yema de huevo

3 huevos enteros

200g de puré de plátanos bien maduros

40g de avellanas en polvo

40g de granos de chocolate (optativo)

50g de harina floja

4g de levadura en polvo

150g de chocolate con leche al 40%

Un poco de ron (optativo)

Un poco de nuez moscada rallada

Elaboración:

Empezamos preparando las pasas al ron. Escaldamos las pasas con agua hirviendo para que hinchen. En un cazo dejamos reducir las pasas con el ron y un poquito de agua. Reservamos.

Vamos a por la masa del cake. Trituramos los plátanos. Trituramos las avellanas. Mezclamos en un bol la harina junto a la levadura y reservamos.

Picamos y derretimos el chocolate al microondas (con cuidado, a tiempos pequeños para que no se queme), sin mezclar al principio, hasta que alcance los 40-45º. Derretimos la mantequilla también a 40-45º y la mezclamos con el chocolate. Las temperaturas son importantes para que el resultado sea óptimo.

Vertemos la mezcla de chocolate en la batidora o amasadora y añadimos los dos azúcares. Mezclamos bien. Añadimos de uno en uno los huevos enteros y la yema. En preparaciones donde hay mucha mantequilla y huevo, ayuda si despues de añadir cada huevo subimos la velocidad y luego volvemos a bajarla. Esto ayuda la emulsión y evita que se corten las masas. En este caso no es tan necesario. Añadimos el puré de plátanos y enseguida las avellanas y los granos de chocolate, la harina y la levadura. Dejamos reposar la masa en la nevera unos 15 minutos.

Mientras picamos el chocolate con leche. Lo pasamos un poco por harina para que no se hundan en el cake. Retiramos la masa de la nevera y añadimos las pasas (coladas previamente) y los trocitos de chocolate con leche. Mezclamos y vertemos en nuestro molde que previamente habremos engrasado con mantequilla y encamisado (cubierto) con papel de hornear.

Idealmente dejamos reposar toda la noche en la nevera. Pasamos un cuchillo mojado con mantequilla derretida a lo largo del cake  para conseguir un greñado y horneamos a 180º durante unos 45 minutos.

Cuando aún está caliente, humedecemos con ron y nuez moscada. Dejamos enfriar sobre una rejilla con el molde de lado. Desmoldamos y disfrutamos.

¿Qué os ha parecido? Me encantará saber vuestra opinión.

 

 

Sé el primero en comentar
Añadir un comentario

Tu email nunca será compartido Campo requerido *

¡Hola! Soy Sonia Layola, pastelera artesana y fotógrafa culinaria. Bienvenido al rincón desde el que comparto todo lo que sucede en mi día a día, entre harinas y luces.

categorías

SÍGUEME EN INSTAGRAM
@entreharinas

Menu